Cómo invertir en Startups

¿Cómo invertir en startups?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Una startup se define como aquella empresa de nueva creación que tiene una gran probabilidad de crecimiento. Está, por tanto, creada para crecer de una forma rápida sin aumente su estructura de costes.

En este sentido, las startups se convierten en una gran opción para invertir y, es por esta razón que, muchos inversores empiezan a preguntarse cómo invertir en startups. Hoy, te damos las 3 claves para empezar a hacerlo. ¡No te lo pierdas!

1. Planificar el horizonte temporal

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de empezar a invertir en una startup es el horizonte temporal. Ten en cuenta que este tipo de empresas, mientras algunas tienen un éxito abrumador en poco tiempo, muchas otras tardan años en empezar a obtener ganancias.

Así, lo ideal es estudiar bien la startup y establecer una línea del tiempo. Esta línea se debe comparar con tus expectativas en el ámbito de personal, ya que muchas personas pueden permitirse estar 10 años sin obtener rendimientos de su inversión, pero, muchas otras, necesitan algo de beneficio a los 5 años.

En este sentido, si la startup está en sus etapas iniciales con una tasa de gasto alta, es una señal muy clara de que los inversores tardarán más tiempo en recuperar su inversión en esta empresa de nueva creación.

2. Calcular las ganancias

Para empezar a invertir en una startup es importante, también, calcular y analizar el retorno de la inversión o ROI. Esto significa que los inversores tienen que estimar los rendimientos de la inversión con el fin de maximizar sus ganancias.

Para ello, tienes que tener en cuenta, siempre, todos los costes asociados a la inversión y las tarifas. Las plataformas de crowdfunding o de financiación colectiva también tiene una tarifa para los inversores al utilizar el servicio.

En este sentido, es obvio que, cuantos más gastos se asocien a la inversión, menor será el rendimiento obtenido de la misma.

3. Diversificar las inversiones

Por último, es clave diversificar las inversiones en startups ya que es una manera óptima de reducir el riesgo sin tener que disminuir la rentabilidad a obtener.

De esta manera, los inversores deben encontrar el equilibro perfecto en su cartera de inversión para obtener el máximo rendimiento. En general, en el caso de las startups, en cuántas más inviertas, más posibilidad existirá de obtener unas ganancias mayores.

Además, invertir en una única startup puede aumentar tu riesgo de la inversión notablemente y convertirlas en inestables.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos relacionados

Deja un comentario